lunes, noviembre 28, 2011

Gacela del amor desesperado


La noche no quiere venir
para que tú no vengas
ni yo pueda ir.

Pero yo iré
aunque un sol de alacranes me coma la sien.
Pero tú vendrás
con la lengua quemada por la lluvia de sal.

El día no quiere venir
para que tú no vengas
ni yo pueda ir.

Pero yo iré
entregando a los sapos mi mordido clavel.
Pero tú vendrás
por las turbias cloacas de la oscuridad.

Ni la noche ni el día quieren venir
para que por ti muera
y tú mueras por mí.

Federico García Lorca

Amancio Prada

Carlos Cano

Marta Gómez

2 comentarios:

Marina Menéndez dijo...

¡Hermoso!

Los felicito por difundir estos recursos.

Saludos

Anónimo dijo...

Muy bonito! gracias por haber compartido este momento con nosotros!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...