jueves, abril 03, 2014

Puesto que el joven azul de la montaña ha muerto


Puesto que el joven azul
de la montaña ha muerto,
es preciso partir.

Antes de ser golosamente asesinados
en los crepúsculos de la gran ciudad,
antes de que las muchedumbres tristes de los metros
invadan el templo del sol,
definitivamente seducidas por las noches de los trenes,
es preciso marchar
desnudos y ásperos, inigualables.

Y al partir,
preguntar por nosotros,
indagar por nosotros,
auscultar por nosotros,
por nosotros mismos recordar
si tal vez existió,
que una dulce soledad nos responda en grave despedida.

Puesto que el joven azul
de la montaña ha muerto,
es preciso partir.

Miguel Labordeta

José Antonio Labordeta

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...