jueves, junio 25, 2015

Casida a una casada


Mujer casada,
cansada
por el «ponte, venga, vamos, quiero».

Mujer casada,
desenamorada
por el «ponte, venga, vamos, quiero».

Mujer casada,
desilusionada
por el «ponte, venga, vamos, quiero».

Mujer casada,
cascada,
en cascada tu pelo
sobre el seno.
–Los sauces con ser sauces
no dan tal sensación de desconsuelo–.

Mujer casada,
sola
en cueros,
cual la mar en galerna
sedienta de ternura
golpeada por el oleaje
del «ponte, venga, vamos, quiero».

Gloria Fuertes

Silvia Comes

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...