martes, mayo 02, 2017

Afirmación de vecindad


Soy de una tierra fría, pero hermosa.
Aquí la nieve, la esperanza helada
de que se alumbre cada madrugada
el destino difícil de la rosa.

Y me basta. Me basta si esta rosa
que al fin ha de nacer inmaculada
se la puedo decir a quien me agrada,
a quien conmigo va; y en mi reposa.

Queden en el dorado mediodía
la pronta floración bajo otros cielos
y los mares de lunas navegables...

Yo con vosotros. Dando cada día
testimonio de cómo entre los hielos
abre el amor sus minas imborrables.

Antonio Pereira

Amancio Prada

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...