martes, julio 07, 2015

La zapatera prodigiosa


La señora zapatera,
al marcharse su marido,
ha montado una taberna
donde acude el señorío...

¿Quién te compra, zapatera,
el paño de tus vestidos
y esas chambras de batista
con encajes de bolillos?

Ya la corteja el alcalde,
ya la corteja don Mirlo;
zapatera, zapatera,
zapatera, ¡te has lucido!

Federico García Lorca

Esteban Valdivieso

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...